Home / Temas / Minas Antipersonales

Minas Antipersonales

Las minas terrestres antipersonales son dispositivos explosivos diseñados para ser detonados por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona. Son colocadas debajo o en el suelo, pueden permanecer inactivos durante años e incluso décadas, hasta que una persona o animal active su mecanismo detonante. Este artefacto es incapaz de distinguir entre la pisada de un soldado y la de un niño. No pueden ser apuntadas o dirigidas y matan o lesionan indiscriminadamente a civiles, trabajadores humanitarios, fuerzas de mantenimiento de la paz y soldados. Implican una amenaza para la seguridad de los civiles durante los conflictos y mucho tiempo después también.

Debido a las consecuencias de este tipo de armas sobre civiles, la comunidad internacional se movilizó para lograr su prohibición. Así es como surge la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres (ICBL, por sus siglas en inglés), que  tiene su origen en 1992 y desde entonces ha sido la voz de la sociedad civil en el ámbito diplomático, impulsando cambios en las políticas y prácticas gubernamentales para encontrar una solución al sufrimiento causado por las minas terrestres. 

En 1997, luego de un proceso de negociación internacional, se aprobó la Convención  sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal, conocida también como la Convención de Ottawa.  Para diciembre de 1997 un total de 122 gobiernos habían firmado el tratado.  Hoy en día, aún está abierto para su ratificación por los signatarios y permanece abierto a la adhesión de los que no lo firmaron antes de marzo de 1999.

Not Found

Apologies, but the page you requested could not be found. Perhaps searching will help.